Navigation

Prevalencia del VIH y la importancia de la prueba del VIH en Este de África y África del Sur

Este de África y África del Sur es la región con mayor prevalencia de VIH que contribuye a la prevalencia de la epidemia mundial. Es el centro del 6.2% de la población mundial, pero tiene 19.4 millones de personas que viven con el VIH, más del 50% del total de personas que viven con el VIH en el mundo. En 2016, hubo 790,000 nuevas infecciones por VIH, el 43% del total mundial.

By AdvaCare Pharma USA Emerging Markets Research Team

Sudáfrica representó el tercio (270,000) de las nuevas infecciones de la región en 2016, con otro 50% en ocho países: Mozambique, Kenia, Zambia, Tanzania, Uganda, Zimbabue, Malawi y Etiopía.

Un poco menos de medio millón de personas (420,000) murieron de enfermedades relacionadas con el SIDA en el este y sur de África en 2016, aunque la cantidad de muertes ha disminuido significativamente de 760,000 en 2010.

A pesar de la severidad de la epidemia en la región, se han dado grandes pasos hacia el cumplimiento de los objetivos 90-90-90 de ONUSIDA. En 2016, informaron que el 76% de las personas que viven con el VIH en la región ahora son conscientes de su estado, el 79% que sabe que su estado está en tratamiento y el 83% de los que están en tratamiento han logrado la supresión viral.

Entre 2010 y 2016, las nuevas infecciones por el VIH disminuyeron en un 56% entre los niños (0-14 años) a un estimado de 77,000. Entre los adultos, la disminución en el mismo período fue de solo el 24%, aunque existe una variación significativa entre los países. Las disminuciones en nuevas infecciones fueron mayores en Mozambique, Uganda y Zimbabue. Mientras que, en Etiopía y Madagascar, el número anual de nuevas infecciones en realidad aumentó durante el mismo período.

Las mujeres están extremadamente afectadas por el VIH en la región, lo que representa el 56% de los adultos que viven con el VIH. En 2015, hubo aproximadamente 4,500 nuevas infecciones por VIH entre las mujeres jóvenes cada semana, el doble que en los hombres jóvenes.

Si bien la epidemia de VIH en África oriental y meridional está generalizada, lo que significa que afecta a la población en general, ciertos grupos, como los trabajadores sexuales y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, tienen tasas de prevalencia del VIH significativamente más altas. Por ejemplo, en Botsuana la prevalencia del VIH es del 22,2% en la población general, sin embargo, un estudio realizado en 3 distritos determinó que la prevalencia del VIH entre los trabajadores sexuales es del 61,9%.

En 2014, más del 20% de las nuevas infecciones por el VIH en la región se encontraban entre las poblaciones clave afectadas y sus parejas sexuales, a pesar de que estos grupos representan un porcentaje mucho menor de la población total. A pesar de esto, la programación para las poblaciones clave sigue siendo insuficiente y muchas enfrentan el estigma, la discriminación y las barreras legales que les impiden acceder a los servicios de VIH.

Aparición de la prueba del VIH en Sudáfrica

En los últimos años, países como Botsuana, Kenia, Uganda, Malawi y Ruanda han implementado campañas nacionales para alentar la aceptación de las pruebas del VIH. En 2016, el 76% de las personas que viven con el VIH tenían conocimiento sobre su estado, una mejora del 72% en 2015.

Se han utilizado varias estrategias diferentes para aumentar la prestación y el acceso a los servicios de pruebas de VIH en la región. Por ejemplo, las pruebas basadas en el hogar (que usan el kit de pruebas de VIH) en Sudáfrica han aumentado las pruebas de VIH en entornos rurales, así como alentar el asesoramiento y las pruebas a parejas. Un número de otros países también tienen programas piloto para los servicios de autoevaluación incluidos Malawi, Zambia y Zimbabue.

Kenya has adopted a number of innovative approaches to HIV testing in recent years, including targeted community-based HIV testing and door-to-door testing campaigns. In 2015, the Kenyan government announced plans to introduce self-test kits. As a result, there has been a dramatic rise in the number of people testing for HIV in the country. In 2008, 860,000 people were being tested annually for HIV, by 2013 this had increased to 6.4 million.

HT services have been steadily expanding across Lesotho, particularly at a community level, rising from 2.7% of adults taking an HIV test in 2004 to 35% in 2011.53 In 2014, Lesotho implemented provider initiated testing and counseling, which is when service providers offer HTC rather than waiting for an individual to request it. However, this has been compromised by a lack of health staff and frequent HIV test kit shortages.

En 2015, UNITAID, Population Services International (PSI) y sus socios comenzaron a realizar pruebas automáticas en Malawi, Zambia y Zimbabwe a través del Proyecto STAR (Self-Testing Africa Research) de cuatro años. Entre 2015 y 2017, el Proyecto STAR está distribuyendo casi 750,000 kits de autoprueba en los tres países. Uno de los objetivos del proyecto es generar evidencia sobre la viabilidad, la aceptabilidad y el impacto de las autoevaluaciones que luego informarán a la guía mundial oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la intervención.

De manera similar, el 23 de diciembre de 2016, el Consejo de Farmacia de Sudáfrica (SAPC) revocó oficialmente un reglamento que anteriormente había prohibido a las farmacias sudafricanas vender kits de autoevaluación de VIH.

Hasta ese momento, a las farmacias locales no se les permitía vender kits de autoevaluación del VIH, también conocidos como kits de pruebas caseras del VIH, aunque era posible comprarlos a través de minoristas en línea. Sin embargo, no todos tienen acceso a Internet, por lo que la decisión del SACP garantizará el acceso a las pruebas para muchas más personas.

El SACP también ha publicado un borrador de legislación que propone que las pruebas vendidas en farmacias deben ser aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o un organismo regulador adecuado, y que los farmacéuticos deben recomendar a los clientes que se realicen una segunda prueba de VIH para confirmar el primer resultado si dio positive.

¿Por qué la OMS recomienda la prueba del VIH?

Según la OMS, se ha demostrado que las autoevaluaciones casi duplican la frecuencia de las pruebas de VIH entre hombres que tienen sexo con hombres, y estudios recientes en Kenia encontraron que las parejas masculinas de mujeres embarazadas tuvieron el doble de aceptación de las pruebas de VIH cuando se les ofreció autoevaluación, en comparación con las pruebas estándar.

¿Qué debo tener en cuenta al utilizar un kit de autoprueba del VIH?

La mayoría de los kits de autodiagnóstico del VIH se basan en un simple pinchazo de sangre, son fáciles de usar y pueden dar resultados en 15 minutos. Las pruebas aprobadas por la OMS se consideran con un 99% de precisión. Sin embargo, recuerde que su cuerpo tarda de seis a 12 semanas en crear anticuerpos contra el virus del VIH. Como una prueba de VIH está buscando los anticuerpos, y no el virus real, es posible obtener un resultado negativo durante este período de tiempo. Por esta razón, es importante que se haga la prueba regularmente y, si sospecha que posiblemente haya estado expuesto al virus, hágase otra prueba después del período de 12 semanas para confirmar un diagnóstico negativo.

Además, es muy importante saber que los kits de autoevaluación de VIH son solo pruebas de detección y que el resultado de la prueba debe ser confirmado por un médico o en una clínica mediante una segunda prueba.

¿Cómo puede ayudarte AccuQuik?

AccuQuik ofrece kits de pruebas de VIH que son 100% exactos, sin embargo, otras pruebas en promedio solo son más del 99% exactas.

Puede ver la gama de kits de pruebas de VIH de AccuQuik aquí.

  • Share this Article!